Seleccionar página

El pleno del Senado de la República aprobó y turnó al Ejecutivo federal la Ley de Ingresos de la Federación 2017, la cual prevé obtener ingresos presupuestarios por cuatro billones 888 mil 892.5 millones de pesos.

senado ley 3x

Dicho monto es superior en 51 mil 380.2 millones de pesos a la iniciativa original propuesta por el mandatario federal.

Durante la sesión ordinaria de este miércoles, los senadores avalaron por 79 votos a favor y 10 en contra el dictamen de Ley de Ingresos, sin cambios respecto a lo aprobado por la Cámara de Diputados.

Se prevé que estos recursos se obtengan vía el incremento de 17 mil 369.9 millones de pesos en los ingresos petroleros, al considerar un aumento de 42 centavos del tipo de cambio, que ubica la paridad peso-dólar promedio para 2017 en 18.62 pesos por dólar.

Asimismo, de un incremento en la producción de petróleo, en 19 mil barriles diarios, al pasar de un millón 928 mil barriles diarios en la propuesta del Ejecutivo, a un millón 947 mil barriles al día.

Del total de ingresos presupuestados para 2017, por un total de cuatro billones 888 mil 892.5 millones de pesos, tres billones 263 mil 756.2 millones de pesos corresponden a los ingresos del gobierno federal.

Un billón 97 mil 157.6 millones de pesos correspondientes a los ingresos de organismos y empresas, y 527 mil 978.7 millones de pesos a los ingresos derivados de financiamientos.

En consecuencia, el monto de la recaudación federal participable se estima en dos billones 665 mil 463.6 millones de pesos en beneficio de las entidades federativas y municipios.

La minuta de la Ley de Ingresos de la Federación 2017 estima un crecimiento económico de entre 2.0 y 3.0 por ciento, inflación de tres por ciento, un superávit público de 0.1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) sin considerar la inversión en proyectos de alto impacto económico y social, así como un precio del petróleo de 42 dólares por barril, entre otros supuestos.

No se contemplan nuevas medidas de carácter fiscal para el ejercicio fiscal de 2017, como podrían ser la creación de nuevos impuestos o el incremento a los ya existentes.

En tribuna, Dolores Padierna Luna, a nombre de la bancada del Partido de la Revolución Democrática (PRD),  criticó los alcances del paquete económico y argumentó a octubre de 2016 el tipo de cambio peso-dólar promedia los 19 pesos y en la Ley de Ingresos se estima que será de 18.62, pero no se vislumbra por la incertidumbre que prevalece una recuperación en 2017 de la moneda nacional.

El senador Manuel Bartlett, del Partido del Trabajo (PT), cuestionó los alcances de la Ley de Ingresos al destacar que no se fomenta el crecimiento y sólo se apuesta “por llenar los huecos fiscales ante el fracaso de las reformas aprobadas en los últimos años”.

(ntx)