Seleccionar página

Verse bien, sentirse bien; esta frase la conocemos todos y definitivamente la ponemos en práctica cada vez que estamos frente al espejo, ya sea arreglándonos para ir al trabajo o para una cita; sin embargo, algunas chicas llevan este dicho al extremo y son capaces de dejar de alimentarse semanas enteras y ejercitarse horas con tal de verse como modelo de pasarela.

youtuber-anorexica-1

Hoy en día, vemos que el común denominador en las revistas es ver mujeres cada vez más raquíticas, sin cintura, caderas, busto o curvas, con cuerpos pálidos y chupados, que hoy, se traduce como símbolo de felicidad y éxito.

La gran influencia que tienen las celebridades y modelos que se presentan en los medios sobre las adolescentes es innegable y actualmente, hay nuevos vehículos donde se puede llegar a esta público como son las plataformas digitales como YouTube donde han surgido varios vloggers que son seguidos por los jóvenes.

Es el caso de Eugenia Cooney, una joven de 22 años originaria de Massachusetts, quien se ha convertido en una popular youtuber, con casi un millón de seguidores en su canal, y aunque nunca ha admitido que tiene un problema, su aspecto indica todo lo contrario.

Según una petición que se lanzó en el sitio Change.org para que cierren su cuenta, la chica padece una condición médica seria y necesita buscar ayuda, y aunque no lo admite públicamente, es un ejemplo que influencia a sus seguidores.

Su público está compuesto principalmente entre jóvenes de entre 12 y 21 años, una edad caracterizada por la vulnerabilidad ante estas enfermedades de raíz nerviosa, según se lee en la solicitud, y considera que la joven, de apenas 27 kilos, promueve la anorexia.

Aunque la petición afirma que Eugenia podría no estar tratando intencionalmente de influenciar a sus seguidores a que pierdan peso como ella, la exhibición que hace de su cuerpo extremadamente delgado no ayuda a chicas que sufren un problema de anorexia u otro desorden alimenticio.

Ante este tipo de comentarios, Cooney sostuvo que “no es una condición médica, la gente dice muchas cosas sobre mí, tienden a decir que estoy demasiado flaca en su opinión, ni siquiera entiendo bien por qué les gusta discutir sobre mi cuerpo. Creo que soy naturalmente así, no hay una razón”.