Seleccionar página

La Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI resolvió por unanimidad la expulsión del gobernador con licencia de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, por falta de probidad en el ejercicio de la función pública.

duarte-hoy2

Al concluir la sesión de dicha instancia, el senador Arturo Zamora afirmó que Duarte ya no es miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y se dará de baja del padrón de la militancia.

Afirmó que se informará al Instituto Nacional Electoral (INE), a fin de que quede claro que ha perdido sus derechos que tenía ante el partido tricolor y advirtió que Duarte de Ochoa está reprobado y lo instó a presentarse ante las autoridades para que enfrente las acusaciones qué hay en su en contra.

Zamora Jiménez advirtió que el PRI no encubre a nadie y que el partido está expulsando a una persona non grata, que no merece estar en esa fuerza política.

En entrevista, el legislador enfatizó que el político veracruzano ya no es más miembro del PRI, “es una persona que con su comportamiento violó el Código de Ética y con su mal desempeño como gobernador de Veracruz violó también las disposiciones de Justicia Partidaria y afectó derechos e intereses de militantes, así como al partido”.

En lo que calificó como un precedente moderno, dijo que el pleno de Justicia determinó por unanimidad la expulsión de un gobernador con licencia, con fundamento en la fracción décima del Artículo 273 que establece la comisión de delito o la falta de probidad.

“Está claramente demostrado que durante gran parte del desempeño el exgobernador incurrió como en lo uno como en lo otro”, aseveró.

La decisión por unanimidad fue a partir de denuncias por dos militantes en las que se tomaron en consideración una serie de pruebas.

Entre ellas, detalló, los requerimientos y las observaciones que hace la Auditoría Superior de la Federación sobre el desvío de recursos que iban destinados a una finalidad y no fueron aplicados para ello y la comisión de delitos que se pudieron haber cometido.

“Y por supuesto la falta de probidad en el ejercicio de la función publica que son principios y valores que deben tener todos los servidores públicos, esa es la razón fundamental por la que hemos tomado esa determinación hoy”, subrayó.

Más aún, resaltó que el presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, desde que tomó posesión ha planteado en las 32 entidades del país que el partido está decidido a combatir la corrupción, la opacidad y acompañar al Ejecutivo federal en el andamiaje jurídico de combate a la corrupción, rendición de cuentas y transparencia.

Aclaró que a Duarte de Ochoa se le dio su derecho de audiencia y de defensa, se le notificó en tiempo y forma para presentar pruebas en su defensa, pero no lo hizo.

Arturo Zamora adelantó que hay otros procedimientos que se están instaurando contra otros exgobernadores.

(ntx)