Seleccionar página

El jefe del gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera Espinosa, entregó la primera ayuda económica del Fondo de Apoyo para la Regularización de los Centros de Atención y Cuidado Infantil (Caci) en la Ciudad de México que asciende a 30.5 millones de pesos, que su administración destinó para mejora en seguridad de las mil 275 estancias infantiles.

mancera-caci

Durante la entrega de cinco millones de pesos a los primeros 39 centros, que ganaron con proyectos para la rehabilitación, mantenimiento, adecuación y equipamiento de la infraestructura de esas instancias infantiles, Mancera Espinosa destacó que se beneficiarán a mil 600 niños.

Acompañado por el titular del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) capitalino, Gustavo Gamaliel Martínez Pacheco, en el patio del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, sostuvo que “eso es muy importante dejarlo claro. Estos 30.5 millones de pesos, son recursos directos del gobierno de la Ciudad de México que destinamos para las instancias infantiles”.

Aseguró que pese al ajuste presupuestal, su gobierno no detendrá el apoyo económico para dicho fondo, “porque ahora ya está en la ley y en el reglamento. Entonces nosotros habremos de cuidar para que el próximo año tengamos recursos suficientes y seguir apoyando a las estancias infantiles”.

Aunque reconoció que “si lográramos que tuviéramos apoyo de recursos federales podríamos triplicar este apoyo y el fondo ascendería a 100 millones de pesos”.

A su vez, Gamaliel Martínez Pacheco destacó que a través de la Ley que Regula el Funcionamiento de los Centros de Atención y Cuidado Infantil, se estableció el Comité de Desarrollo Interinstitucional de Atención y Cuidado de la Infancia (Codiaci).

De esta forma, el Codiaci emitió los lineamientos para la asignación del Fondo de Apoyo para la Regulación de los Caci y la convocatoria para acceder a dicho fondo.

Comentó que para fortalecer el Codiaci se invitó a diversas instituciones locales, federales, académicas y recientemente al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés), adicional a los órganos de la Contraloría, lo que permite nutrir y transparentar las diversas acciones y recomendaciones para el cuidado y atención de los niños que asisten a los Caci.

(ntx)