Seleccionar página

Un adolescente afroamericano de Georgia, que sufrió una conmoción cerebral severa mientras jugaba futbol soccer, despertó de un estado de coma hablando español con fluidez, a pesar de no hablar ese idioma antes.

coma-idioma

Reuben Nsemoh, estudiante de preparatoria de 16 años de edad, jugaba como portero para un equipo de futbol en las afueras de Atlanta, cuando recibió una patada en la cabeza que le provocó convulsiones.

La conmoción dejó a Nsemoh en coma durante tres días, y cuando despertó no podía hablar inglés, pero hablaba español de manera fluida, un idioma que nunca había hablado.

Nsemoh dijo a una estación de televisión, luego de recuperar su inglés, que tenía amigos que hablaban español, por lo que había tenido cierta exposición a ese idioma.

De acuerdo con el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, las lesiones traumáticas del cerebro pueden causar cambios en el lenguaje, la sensación y la emoción, de corto y largo plazo.

Tras más de tres semanas de haberse registrado el incidente, Nsemoh comenzó a recobrar su inglés y empezó a perder la fluidez en el español.

La medicina designa esta condición como Síndrome del Idioma Extranjero, un estado en el que las lesiones cerebrales cambian los patrones del habla de una persona, que pierde la capacidad de utilizar su lengua habitual, y utiliza otra que conozca.

Esta condición es similar al Síndrome del Acento Extranjero, en que se sigue hablando la lengua habitual pero con entonación diferente.

El primer caso conocido del Síndrome del Acento Extranjero se informó en 1941, cuando una mujer noruega sufrió heridas de metralla en el cerebro durante un bombardeo alemán y empezó a hablar con acento alemán. Desde entonces ha habido un par de docenas de casos reportados.