Seleccionar página

El jefe del gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, dijo que la Ciudad de México tiene una nueva política de transparencia y lucha contra la corrupción de manera efectiva, con sanciones cada vez más severas.

mancera-miami

Durante un encuentro con el vicepresidente ejecutivo de The Aspen Institute, Elliot Gerson, en el marco del CityLab 2016, organizado por la revista The Atlantic y Bloomberg Philanthropies, destacó que la Contraloría General capitalina aumentó en 60 por ciento las sanciones a servidores públicos que cometieron una falta a la ley.

En el segundo día de gira de trabajo por Miami, Florida, Mancera Espinosa también refirió que la administración capitalina cuenta con aproximadamente 300 mil trabajadores, por lo que se requiere mayor efectividad en el control de las tareas que se llevan a cabo.

Indicó que es así que se tiene a servidores públicos probados y se involucró a la población mediante contralores ciudadanos, quienes aportan sus conocimientos para participar en los asuntos públicos locales en una actividad de evaluación de proyectos y contratos públicos.

En un comunicado, señaló que los gobiernos locales, al ser el primer contacto con la ciudadanía, deben transparentar todas sus acciones, para poner así el ejemplo a los gobiernos nacionales y consideró que “es tan importante que los gobiernos locales hagan un gran cambio”.

También resaltó que es importante para su administración que la gente conozca el presupuesto de la capital del país y en qué se implementa cada peso que llega, “por eso subir los contratos a la red para el conocimiento de la ciudadanía es una tarea muy importante”.

Mencionó que es así que la Ciudad de México es la primera en el mundo en implementar todas las fases del Estándar de Contrataciones Abiertas, creado por la Alianza para las Contrataciones Abiertas (OCP por sus siglas en inglés) y “creemos que puede dispersarse a otras entidades de México”.

Asimismo, comentó que se implementó una legislación en la cual todos los servidores públicos de la administración local tienen la encomienda de transparentar sus declaraciones patrimonial, fiscal y de intereses.

Expresó que otro elemento importante que realizó el gobierno capitalino es reducir los trámites burocráticos al pasar de cinco mil a dos mil 300, lo que implicó una reducción en los tiempos de atención.

(ntx)