Seleccionar página

Funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) calificaron de viables las modificaciones que la Cámara de Diputados hizo a la Ley de Ingresos 2017, que incluye cotización peso-dólar y producción de la plataforma petrolera.

img_20161024_175430

En el marco del foro El Paquete Económico 2017 a Debate, organizado en el Senado de la República, el jefe de la Unidad de Planeación Económica de la Hacienda Pública de la Secretaría de Hacienda, Luis Madrazo Lajous, respaldó esos cambios.

Argumentó que aun con esas modificaciones aprobadas la semana pasada en el Palacio Legislativo de San Lázaro que incluyen aumento en la paridad cambiaria en 42 centavos por dólar y a la plataforma de producción petrolera en 19 mil barriles más, el paquete económico 2017 es realista y responsable.

“El objetivo primordial de éste es garantizar la continuidad de la estabilidad macroeconómica”, indicó ante senadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y especialistas.

Ello, “para poder mantener una dinámica de crecimiento en el producto potencial y por lo tanto una dinámica en el mercado interno, en el consumo y en el bienestar de las familias, que México ha logrado alcanzar en las últimas décadas gracias a políticas responsables”.

Por su parte, el director de Estudios Económicos de CityBanamex, Ernesto Revilla Soriano, cuestionó la decisión de la Cámara de Diputados de incrementar de 18.20 a 18.62 pesos por dólar el tipo de cambio.

“Creemos que puede haber un poquito de riesgo, a que el tipo de cambio durante 2017 esté un poquito más apreciado” y agregó “nosotros estamos esperando más bien un cierre de este año de 18.10 y para el próximo año de 18.30. Entonces, en todo caso, este cambio que hubo en diputados, eleva un poco los riesgos en el margen de que no se cumpla aquí el estimado de ingresos por exportación”.

A su vez, el secretario de Finanzas del gobierno capitalino, Édgar Amador Zamora, comentó que para que los estados sean más competitivos, deben aumentar sus potestades tributarias, es decir, cobrar gravámenes como el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a los combustibles, el Impuesto sobre Automóviles Nuevos (ISAN), entre otros tributos.

(ntx)