Seleccionar página

En infinidad de ocasiones hemos hablado de la importancia que los antioxidantes tienen en la dieta. En esta ocasión nos centraremos en tres vitaminas consideradas como los tres antioxidantes fundamentales que no deben faltar en nuestro día a día para que estemos en perfectas condiciones.

vitamina a 2

Es cierto que las vitaminas tienen una importante función antioxidante, ya que lo que hacen es proteger las células del cuerpo de los ataques provenientes del exterior. Por ello es necesario que siempre las tengamos en cuenta a la hora de alimentarnos de manera adecuada para mantener nuestro organismo en perfecto estado.

Las tres vitaminas de las que hablamos son las que normalmente solemos destacar, y es que todas ellas tienen un dominador común: se encargan de luchar contra la acción de los radicales libres en las células del cuerpo y en la cadena degenerativa que éstos provocan, que son la causante del envejecimiento prematuro de las células y de posibles enfermedades que surgen a raíz de esto.

vitamina c 1

Vitamina C

Para comenzar vamos a centrarnos en una vitamina totalmente necesaria: la vitamina C. Seguro que todos sabemos que se encuentra en los cítricos y que es muy buena para prevenir resfriados, pero hay que saber más de ella, como que es hidrosoluble, es decir, que se pierde por la cocción y se elimina por la orina a diario, por lo que imprescindible que la estemos consumiendo a lo largo de todo el día para dotar al organismo de las cantidades necesarias.

Lo ideal es hacerlo en pequeñas cantidades a través de los alimentos. Podemos encontrarla en alimentos como las verduras y todas las frutas, especialmente los cítricos, los kiwis, el pimiento, los tomates, el perejil. No hay que olvidar que es una vitamina que se pierde con facilidad, por lo que si consumimos los alimentos que la contienen crudos mucho mejor, ya que al cambiar de estado, éste se elimina gran parte de esta vitamina.

vitamina a 1

Vitamina A

En segundo lugar destacaremos la vitamina A, también conocida como betacaroteno. Es esencial para el correcto funcionamiento del cerebro, la piel, las uñas, la vista y el cabello. Esta vitamina se acumula en el organismo, por lo que podemos cubrir las necesidades diarias con la ingesta de dos zanahorias solamente. Además, la encontramos en las verduras y frutas de color naranja como la calabaza, albaricoques, y otras como las espinacas o coles.

vitamina e 1

Vitamina E

Para finalizar destacaremos la vitamina E, necesaria para el correcto estado de los tejidos como la piel, el corazón y los pulmones. Esta vitamina se encuentra en aceites de origen vegetal como el de girasol, lino, el germen de trigo. Todos los frutos secos la contienen en grandes cantidades, por lo que su ingesta diaria será muy recomendable sin abusar, ya que de este modo estaremos contribuyendo a tener una mejor salud.