Seleccionar página

Cajas de munición, electrodomésticos, herramientas meteorológicas, son algunos de los objetos que un equipo expedicionario halló en el Parque Nacional Ártico ruso, de lo que se presume fue una base secreta nazi.

base-nazi-2

Este hallazgo vendría a confirmar un antiguo mito sobre la instalación de funcionarios del gobierno de Adolf Hitler en esa zona, con el fin de recibir informes del clima para las misiones militares, y que fue instalada a mil kilómetros del Polo Norte.

El parque nacional publicó un video en el que se pueden ver los restos aparecidos en el lugar, conservados por las bajas temperaturas a pesar de que la base estaba destruida.

La estación, llamada Schatzgraber (caza fortunas en alemán), estuvo en servicio entre 1943 y 1944, y fue demolida durante los años cincuenta.

De acuerdo con los descubrimientos, la mayoría de los objetos de metal se encontraron oxidados, pero el resto terminó protegido por el frío. La mayoría de estos artefactos, principalmente de cuero y plástico, mostraban la esvástica, y fueron abandonados durante la evacuación de la isla de Alexandra.