Seleccionar página

Cualquiera que haya jugado escondidillas sabrá que cualquier escenario es válido con tal de que no te encuentren y un lugar perfecto para esto es Consonno, localidad italiana que tiene una particularidad: es una ciudad fantasma, y por ello, fue escogida para celebrar el Campeonato Mundial de Escondite.

consonno-2

En esta competición participaron 64 equipos, reuniendo a más de 350 jugadores de entre 25 y 40 años.

Las reglas fueron sencillas. Se formaron cuatro grupos, y una persona por cada grupo se escondió mientras un equipo neutral de búsqueda contaba 60 segundos. Los participantes tuvieron diez minutos para salir de su escondite y alcanzar la meta en medio del campo de juegos sin ser capturados.

Consonno es una ciudad alpina, fantasía de un constructor milanés que vio su oportunidad durante el boom económico de los sesenta. Tenía de todo: un gran casino con salón de baile, un castillo medieval, un hotel, un centro comercial de arquitectura árabe, una esfinge china que saludaba a los turistas en el camino al campo de golf, cancha de tenis, zoológico, etc.

Pero la fantasía del empresario duró 10 años y en 1976 un revés de la naturaleza acabó con la localidad. Un terremoto cortó la única vía de comunicación del complejo con el mundo exterior y se acabó la fiesta. Los habitantes fueron desapareciendo y la ciudad quedándose deshabitada.