Seleccionar página

Como parte de las acciones para el combate de la corrupción, en la Ciudad de México se construye el primer laboratorio que permitirá efectuar pruebas a los materiales utilizados en la obra pública y brindar mayor seguridad a la infraestructura.

lab-obra-publica-cdmx

En un comunicado, el gobierno de la Ciudad de México explicó que ese proyecto se enmarca en la estrategia anticorrupción de la Contraloría General y lo construye la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) sobre un terreno de mil 800 metros cuadrados que cedió la delegación Azcapotzalco.

Ahí se habilitarán las áreas necesarias para los análisis de materiales: zonas administrativas, un auditorio, una subestación, cuarto de máquinas, cafetería, sanitarios, bodega y almacén, para lo cual se invertirán 34.6 millones de pesos.

Los titulares de la Contraloría General, Eduardo Rovelo Pico; y de la Sobse, Edgar Tungüí Rodríguez, así como el jefe delegacional en Azcapotzalco, Pablo Moctezuma, dieron inicio a los trabajos.

El laboratorio contará con paneles solares y lámparas ahorradoras de energía tipo LED, sistema de captación de agua pluvial y pavimentos permeables, elementos amigables con el medio ambiente.

Asimismo, tendrá rampas con pasamanos, elevadores y sanitarios para personas con alguna discapacidad, con la intención de tener un inmueble accesible para todos.

En este laboratorio, la Contraloría General podrá evaluar más de mil muestras al mes de materiales empleados en obras públicas, como mezclas asfálticas, cementos, concretos, agregados, geotecnia, prefabricados, termoaislantes y determinar si cumplen con las especificaciones que exigen las normativas vigentes.

Actualmente, esta dependencia ejecuta dichos análisis y emite los dictámenes de la calidad.

La Contraloría busca que este nuevo laboratorio cuente con una Certificación ante la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA), que le dará relevancia a nivel mundial a los análisis que se efectúen, garantizando la calidad y confiabilidad de los resultados emitidos.

El contralor general, Eduardo Rovelo Pico, mencionó que con este laboratorio se transparentará la ejecución de los recursos en la obra pública y la ciudadanía contará con una infraestructura de calidad, fiscalizada rigurosamente a través de este laboratorio.

Añadió que la importancia del laboratorio radica en brindar apoyo en las observaciones que se desprendan de las auditorías que lleven a cabo las Contralorías Internas en las dependencias, delegaciones y entidades del gobierno capitalino a través de la supervisión física de materiales y procesos de construcción.

En su oportunidad, Tungüí Rodríguez consideró que la construcción del laboratorio fortalecerá la confianza de la ciudadanía con obras públicas de calidad, respaldadas por la administración local y la EMA.

Añadió que se tendrá innovaciones en los procedimientos constructivos, temas de sustentabilidad, se usarán pavimentos permeables; sistemas de captación de agua y ahorradores de energía.

(ntx)