Seleccionar página

El subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación, Roberto Campa Cifrián, consideró una buena noticia para los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, el arresto del exjefe de la policía de Iguala, Felipe Flores Velázquez.

campa

En entrevista, Campa Cifrián comentó que la detención de esa persona, que se encontraba prófuga desde hace dos años es importante, porque da la esperanza a los padres de los estudiantes desaparecidos de que podrán tener más información para esclarecer los hechos.

Resaltó que Flores Velázquez es una persona muy relevante en el caso y podría contribuir a su esclarecimiento.

El funcionario federal subrayó que la única intención que tiene el gobierno es que este asunto quede completamente aclarado en términos de quiénes son los responsables y todos sean llevados ante la ley y se les juzgue.

Más adelante, dio a conocer que ha estado en comunicación permanente con los representantes de los normalistas de Ayotzinapa, pero estará atento para ver cuándo solicitan una siguiente reunión.

En otro tema, se refirió a la propuesta de que haya jueces sin rostro, y al respecto señaló que hay una discusión que parte de recomendaciones internacionales, y es un tema que tiene opiniones distintas.

Empero, consideró que “lo que tenemos que garantizar es que quienes imparten justicia tengan garantías de que pueden hacerlo sin ninguna limitación”.

Respecto al caso Nochixtlán, el subsecretario Campa Cifrián comentó que esta semana tuvo una reunión allá y se convino construir una agenda para ver algunos otros puntos.

Comentó que en el caso de atención médica están atendidas todas las personas que han solicitado atención, y la información que le han dado los médicos es que no hay nadie que corra peligro o riesgo.

Además, señaló, se ha atendido a ciento por ciento de las personas que se vieron afectadas en cuanto al tema de la reposición de gastos, y además hay un avance muy importante en la investigación.

Confió que pronto el Ministerio Público haga públicas sus conclusiones y pondrá a disposición de la justicia a los responsables.

Respecto a cuánto ascendió la reposición de gastos, detalló que fueron aproximadamente cuatro millones y medio de pesos, los cuales se destinaron a la atención de al menos 100 personas.

Ello, precisó, incluyó a todas las víctimas mortales, en cuyo caso se pagaron los gastos funerarios; se pagaron también los gastos médicos a las personas que fueron atendidas antes de la intervención de las instancias del sector salud público, concluyó.

(ntx)