Seleccionar página

La figura de Oskar Schindler la conocemos gracias a que en 1991, Steven Spielberg realizó una cinta ficticia sobre este personaje, que en la vida real, fue un hombre de contrastes y que libró de morir a mil 200 judíos en la cámara de gas durante el Holocausto.

fabrica-schindler-2

Empresario, megalómano, seductor, borracho, Don Juan, Schindler se hizo rico en los peores años del régimen de Adolf Hitler, pero también es considerado como un salvador, pues puso su vida en peligro para salvar a los judíos.

Su fortuna fue obtenida debido a que poseía una fábrica de productos esmaltados en la actual República Checa, cuyos edificios acaban de ser declarados Patrimonio Nacional, según anunció la fundación Oskar Schindler en Praga.

La fundación se hizo con la fábrica en Brnenec en agosto pasado después de que cambiara varias veces de dueño, y ahora planea crear allí un lugar conmemorativo del Holocausto.

La fábrica de Schindler era parte del campo de concentración Groß-Rosen hasta que en mayo de 1945 el Ejército Rojo soviético liberó a los presos y posteriormente fue vendida a otros dueños.