Seleccionar página

Si has viajado a Londres, seguro que te has fotografiado en una de sus icónicas cabinas telefónicas, mismas que han caído en desuso debido a la popularidad de los teléfonos celulares.

cabinas-londinenses-3

Sin embargo, el costo de mantenimiento de estas casetas es alto y por ello, gracias a una asociación entre British Telecom y la empresa Red Kiosk Company, Edward Ottewell y Steve Beeken le han dado una nueva vida a estas cabinas.

Después  de un proceso de restauración que incluye la instalación de cerraduras de seguridad, vidrios especiales, un nuevo cableado eléctrico y una capa de pintura, estos iconos vuelven a las calles con un nuevo propósito: funcionar como pequeños negocios callejeros.

De esta forma, jóvenes emprendedores de todo el país podrán acceder a este sistema por medio de un contrato que puede llegar hasta los 10 años, con un costo de tres mil 600 libras anuales y todos los beneficios que dará el uso de un reconocido emblema cultural londinense.

cabinas-londinenses-2

Bajo el esquema “Adopte una cabina”, quien desee integrarse al proyecto podrá instalar en ellas el negocio que quiera: puestos de venta de accesorios para teléfonos móviles, sitios para recargar la batería del móvil, bibliotecas, pequeñas cafeterías, tiendas de souvenirs, pequeñas oficinas, puestos de comida rápida o alimentos saludables y otros tantos negocios que puedan desarrollarse dentro de las cabinas.

Fomentando el reciclaje de estos iconos, y la creatividad de los emprendedores locales, las cabinas rojas vuelven a la vida para adaptarse al mundo moderno y continuar incrementando su fama de la mano de negocios tan particulares como encantadores.