Seleccionar página

Conducir un auto con una llanta en mal estado o desinflada puede poner en riesgo la seguridad de quienes viajan en el vehículo y de quienes se encuentran en carretera, debido a que se puede perder el control del automotor y causar un accidente.

cambiar-llanta

Por esta razón, si se detecta que una de las llantas no está funcionando correctamente, se debe reemplazar la misma lo más pronto posible.

Para realizar el cambio de llanta, el vehículo debe estar en un lugar plano, estable y seguro; se necesita una superficie sólida y nivelada que evite que el auto se mueva.

Si la llanta se desinfló en una calle o carretera se deben encender las luces de emergencia y verificar que no se esté ubicado en una zona de paso de vehículos, para garantizar la seguridad de la persona que cambiará el neumático.

Los 10 pasos básicos para cambiar una llanta son los siguientes:

1. Asegurar el vehículo con el freno de estacionamiento para que el mismo no tenga movilidad y encender las luces de emergencia.

2. Colocar los triángulos de seguridad a la distancia establecida y utilizar el chaleco reflectivo.

3. Es necesario verificar que se cuenta con todas las herramientas necesarias, como llanta de repuesto, una cuña, una llave cruz y un gato hidráulico.

4. Colocar la cuña. Si se va a cambiar la llanta delantera se coloca la cuña en la parte trasera, y si va a cambiar la llanta trasera, se coloca la cuña en la llanta delantera.

5. Posteriormente se procede a aflojar las tuercas de la llanta mientras el auto esté aún en el suelo. Se giran en sentido contrario a las manecillas del reloj, no se quitan.

6. Se coloca el gato hidráulico y se levanta el vehículo. Todo vehículo tiene una parte pequeña en el chasis cerca de la rueda, para poner dicha herramienta.

7. Una vez levantado el vehículo, se quitan las tuercas y se retira la llanta dañada.

8. Coloca la llanta de repuesto en el centro, procede a poner las tuercas.

9. Baja el vehículo y termina de apretar las tuercas o tornillos con lavllave de cruz.

10. Retira el gato hidráulico y listo.

Las llantas son uno de los componentes más importantes del vehículo, ya que brindan la estabilidad que requiere el mismo. Juegan un papel vital para la conducción ya que de ellas depende un correcto agarre en carretera, un frenado óptimo y la seguridad para evitar derrapes.

Es recomendable revisar la presión de inflado y el estado general de las llantas de tu vehículo con regularidad, sobre todo si sales mucho a carretera.