Seleccionar página

La paciencia no ha sido una de las virtudes de Justin Bieber definitivamente, y ya no quiere escuchar más gritos de sus fanáticos. Así lo expresó el propio cantante durante un concierto en Birmingham, Inglaterra.

justin-bieber-gritos-1

Si ya el canadiense había “prohibido” a sus seguidores que le hicieran fotos si lo veían por la calle, se echó una bronca con un joven que le tiró una gorra mientras cantaba en Nueva Jersey y también regañó a otros por no aplaudir bien, por corregirle la letra, por intentar ayudarle a limpiar de agua el borde del escenario, ahora los gritos en sus conciertos lo ponen frenético.

El intérprete de “Sorry” dijo que los gritos le hacen tener la sensación de que no se le escucha y por ello, en el concierto les pidió que se callaran. Además, les recomendó tomarse “un calmante” para poder escuchar la canción, como recoge el video de una espectadora.