Seleccionar página

El director general del IMSS, Mikel Arriola Peñalosa inauguró hoy en la Ciudad de México la primera Clínica de Mama que hay en el país.

img_20161019_173016

De esta manera se reducirá de seis meses a tan sólo ocho días la realización de un estudio de mastografía y la interpretación del mismo, a mujeres con más alto índice de riesgo de presentar cáncer de mama.

El titular del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dijo que esta unidad, ubicada en la colonia Condesa, tuvo una inversión de 33 millones de pesos y un ahorro de 13 millones de pesos.

En el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, informó que la clínica tiene capacidad para realizar 45 mil mastografías al año.

“Tenemos en algunos casos que se toma la placa y luego se manda al centro de interpretación y ahí tenemos los rangos de tiempo largos de tres a seis meses, aquí hacemos todo, aquí lo podemos interpretar en un tiempo máximo de ocho días dependiendo de la demanda diaria, esa es una de las vertientes de ahorro de tiempo”, destacó.

La apertura va a ser gradual, se iniciará con cuatro unidades médicas familiares de esta zona y en enero se tendrán las 24 unidades de la Delegación Sur, con 1.1 millones mujeres adscritas, de las cuales 600 están en el rango de edad indicado.

Con este modelo se reduce también la llegada a hospitales de tercer nivel como la Gineco 4 y el Centro Médico Nacional Siglo XXI, para que cuando haya un diagnóstico de un tumor, en un lapso de 30 días las pacientes puedan ser sometidas a cirugía o para iniciar tratamiento.

Arriola Peñalosa anunció que el próximo año se aplicará en el IMSS un nuevo modelo de prevención, con el fin de salvar más vidas y ahorrar recursos, pues de seguir con esta inercia en 2050 se estarían gastando 350 mil millones de pesos en la atención a las enfermedades que causan más muertes.

Añadió que la búsqueda de cáncer de mama en etapas tempranas, se pretende replicar en los temas de cáncer cérvicouterino y de próstata, entre otros.

(ntx)