Seleccionar página

La alopecia es un malestar que incomoda tanto a hombres como mujeres, por ello en un buen porcentaje, las damas recurren a las extensiones para crear la impresión de una cabellera abundante y en los hombres ocultar de menor manera la calvicie.

alopecia-1

De hecho, ésta se ha convertido con los años en un negocio muy rentable para la industria cosmética y las opciones son infinitas, aunque los resultados, en muchos casos, son inexistentes. De esa desesperación nace un nuevo método que promete resultados sorprendentes: la impresora 3D podría ayudar combatir esa indeseable pérdida de cabello.

La firma de productos para la belleza L’Oreal firmó una colaboración exclusiva con la empresa francesa Poietis para la investigación de la bioimpresión del cabello, es decir, imprimir folículos pilosos con el fin de que pueda brotar pelo de nuevo. El tejido impreso debe madurar durante tres semanas antes de que pueda utilizarse.

El proceso comienza con la creación de un mapa digital que identifica el lugar en donde se encuentran las células vivas y otros componentes del tejido, que también conformarán la estructura biológica deseada. Posteriormente, dicho mapa se convierte en un manual de uso para que el equipo de impresión genere pequeñas gotas, una capa a la vez.

Aunque el tejido orgánico resultante necesitaría un tiempo para madurar, Poietis afirmó que ya utilizó la técnica para crear cartílago y otros tipos de líneas de células viables.