Seleccionar página

La limpieza de los cubiertos de plata suele dar más de un dolor de cabeza y por eso tiende a postergarse eternamente.

cubiertos-plata-3

Para que nuestros cubiertos tengan una vida útil más extensa y puedan mantenerse relucientes por más tiempo, aquí te traemos algunos consejos para limpiar estos objetos de plata que nos ayudarán a eliminar el prejuicio respecto a esta tarea y a enfrentarla con más seguridad y facilidad.

Manchas superficiales en objetos pequeños

En el caso de pequeñas cucharas o piezas de pocas dimensiones, la limpieza puede hacerse con tan solo pasta de dientes blanca. Debemos frotarla con el dedo índice directamente sobre la mancha y en pocos minutos tendremos nuestro objeto como nuevo.

cubiertos-plata-1

Manchas medianas en cubiertos

Para manchas más importantes que no salgan con pasta de dientes debemos utilizar bicarbonato de sodio y una esponja húmeda. Mezclando partes iguales y luego frotando la combinación sobre la plata con una esponja limpia podremos eliminar la mancha. No debemos olvidar enjuagar con agua caliente el objeto y secarlo con un paño suave.

Cubiertos dañados gravemente

Usando la mezcla de bicarbonato y agua podemos también quitar las manchas más importantes. Aplicándola con un paño suave y dejándola reposar por unas horas podremos quitar la mayor parte del daño. Es importante el tiempo que la dejemos, además el enjuagar con agua caliente y repetir el proceso en caso de que la mancha continúe. Cuando la mancha o el daño se hayan ido debemos frotar con una esponja limpia y húmeda, y luego secar para poder tener nuestros cubiertos como nuevos otra vez.