Seleccionar página

El tae bo se define como el arte de simular la defensa con movimientos similares al karate o al boxeo, sin contacto personal. Esta disciplina se está volviendo bastante popular en gimnasios del mundo entero pues ofrece la oportunidad de mantenerse en forma de manera divertida, sencilla y dinámica, combinando lo mejor de las artes marciales con los aerobics. 

clases-taebo

Tae bo es abreviatura de “total awareness excellent body obedience”, lo que quiere decir conocimiento total y completo del cuerpo. Consiste en un ejercicio físico que mezcla elementos del boxeo, tae-kwon-do, ballet y danza moderna con el fin de conseguir un ejercicio divertido, mayormente enfocado a las mujeres, generalmente reacias a practicar algún tipo de arte marcial.

Su creador es Billy Blanks, campeón mundial de karate en múltiples ocasiones, quien buscando una manera de ejercitarse en forma divertida, creó una técnica basada en las artes marciales tradicionales, sólo que sin aquellos movimientos de gran exigencia que pudieran ocasionar lesiones, y combinada con música.

Aunque incorpora elementos de artes marciales, el Tae bo es más un ejercicio para la salud que un arma de autodefensa. No hay lanzamientos, agarres ni combate en el suelo, sino que lo que se persigue es el aumento de la salud a partir del movimiento.

De hecho, la práctica de Tae bo asemeja una coreografía en la que se combate con un adversario ficticio y que obliga a la movilización y estiramiento de todo el cuerpo, aunque hay mayor exigencia de piernas, cintura y hombros.

Este ejercicio de alta intensidad ha demostrado incrementar la eficacia cardíaca, la fuerza, la resistencia muscular y la flexibilidad. Asimismo, al estar reforzando nuestros grupos musculares también mejoraremos nuestra postura corporal.

Entre los principales beneficios del Tae bo se encuentran:

  • Mejora nuestra condición física, incrementa la fuerza, coordinación, equilibrio, resistencia, velocidad de reacción y flexibilidad.
  • Ejercita todos los músculos del cuerpo. Pone a trabajar bíceps, tríceps, cuadríceps, glúteos, abdomen, y hombros.
  • Bajar de peso. Ayuda a quemar grasa y bajar de peso; en una hora de práctica se queman entre 500 a 800 calorías.
  • Disminución de la celulitis y las várices.
  • Descarga de tensiones y liberación del estrés.
  • Aprender conocimientos básicos de defensa personal.

Para su correcta práctica se requiere el uso de tenis apropiados para reducir el impacto que genera el ejercicio, sin olvidar que los “golpes” y “patadas” se deben realizar con cuidado para no forzar a rodillas y codos. En cuanto a la frecuencia, es recomendable acudir a tres sesiones semanales con duración de una hora.