Seleccionar página

El presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, exigió que las autoridades federales continúen las investigaciones que pesan contra el mandatario electo de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, pues la población de esa entidad “no merece tener como gobernador a una persona sobre la cual pesan múltiples denuncias de corrupción”.

ochoa-ver

“Debo puntualizar y dejar claro que la elección a gobernador está impugnada y que el Comité Ejecutivo Nacional está siguiendo puntualmente la defensa de nuestro candidato Héctor Yunes ante los tribunales electorales, porque no estamos de acuerdo, y lo he dicho y hoy lo reitero, Veracruz no merece tener como gobernador a una persona sobre la cual pesan múltiples denuncias de corrupción”, aseveró.

Al encabezar en Xalapa un encuentro con la militancia priista, Ochoa Reza subrayó que “Veracruz no debe estar en manos de personas que ostentan doble moral, que engañan por donde caminan. Por eso reitero lo que he dicho públicamente: que las autoridades federales continúen las investigaciones que pesan sobre Miguel Ángel Yunes”.

Aseguró que el Partido Acción Nacional (PAN) “sigue encubriendo a personajes que son prófugos de la justicia, como Guillermo Padrés en Sonora o defendiendo lo indefendible como es el caso de Martín Orozco en Aguascalientes y solapando a Miguel Ángel Yunes en Veracruz. No se lo vamos a permitir”.

Ante los actos de corrupción y opacidad, reiteró, es preciso pedir investigaciones serias y profundas para quienes hayan lastimado a los veracruzanos y la imagen de nuestro partido. “El PRI no se merece eso”.

Por ello insistió que exhortarán a las instituciones federales para que continúen las investigaciones contra Javier Duarte de Ochoa y su grupo de colaboradores, señalados por supuestos actos de corrupción, “que no podrán quedar impunes”.

Al referirse al pasado proceso electoral, Ochoa Reza admitió que lo ocurrido el 5 de junio fue muy doloroso para el priismo veracruzano y nacional, porque “Veracruz tiene el tercer padrón electoral en importancia nacional. Por eso los errores y las omisiones que hayamos tenido no los podemos repetir de frente a las elecciones en 2017 y 2018”.

Resaltó que es la primera vez que el PRI pierde una elección para gobernador en Veracruz, “pero debemos recordar que en la democracia las derrotas, como las victorias, no son para siempre, por lo que debemos encontrar aliento en nuestra propia historia como partido político”.

“Por ello es fundamental que lo ocurrido aquí en Veracruz en 2016 nos sirva como experiencia para iniciar un camino de reconstrucción, de trabajo y de éxito compartido para tener como resultado la recuperación de la confianza mayoritaria en las elecciones de 2017 y 2018”, añadió.