Seleccionar página

Sobre el amor no hay nada escrito, y que no entiende ni de límites ni de fronteras cada día, está más claro. Por lo mismo surgen casos sorprendentes como el de un ventrílocuo argentino que ha confesado estar enamorado de su muñeca.

ventrilocuo-1

Charlie indicó que al principio tenían una relación puramente profesional, pero una actuación lo cambió todo y desde entonces están juntos, sumando ya treinta años, aunque según recalcó, se sienten dos espíritus diferentes.

El ventrílocuo declaró que desde hace 40 años se dio cuenta de que estaba solo en la vida, por lo que se empeñó en buscar a alguien con quien poder conversar, así que se le ocurrió que podía hacerlo con sus propias manos.

Aunque tuvo otras relaciones con chicas de carne y hueso, pero se ponían celosas de su muñeca y las acababa dejando por ella. De hecho, llegó a pensar que se estaba volviendo completamente loco, pero sigue con ella porque “la quiere y es suya”.