Seleccionar página

Spencer Elden tenía solo cuatro meses cuando lo fotografiaron en el interior de una piscina. En ese entonces no era consciente de que esa imagen sería la portada de uno de los álbumes más icónicos del siglo XX y que pasaría a formar parte de la historia musical: Nevermind.

nevermind-2

El pasado 25 de septiembre este álbum de la agrupación Nirvana cumplió 25 años de haberse lanzado. En él se encuentran temas icónicos de la escena grunge de los noventa como Smells Like Teen Spirit, Come as You Are o Lithium, pero lo que realmente nos viene a la cabeza cuando lo nombramos es el simpático bebé nadando desnudo en una piscina y persiguiendo un billete.

Para que no pasara inadvertido este aniversario, Elden se animó a posar para la lente del fotógrafo John Chapple, recreando aquella escena, por la cual sus padres recibieron 200 dólares de aquel entonces.

“Siempre crecí sabiendo que había participado de algo especial. Pero durante años ha sido muy difícil tratar una situación de la que no tengo ningún recuerdo y que ni siquiera fue idea mía. Recién a los nueve años me di cuenta de qué se trataba”, expresó este joven que actualmente radica en Los Ángeles y se dedica al marketing cultural y al cultivo de tomates.

Esta no es la primera vez que el joven estadounidense de 25 años se pone un traje de baño para que las cámaras inmortalicen el momento y celebrar así el aniversario de Nevermind. Ya posó con 10, 17 y 20 años.