Seleccionar página

El jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, entregó este jueves 58 viviendas en el predio Cabo Finisterre 115, colonia Atzacoalco, en la delegación Gustavo A. Madero, y aseguró que pese el ajuste presupuestal, su administración cumplirá con sus compromisos en la materia.

mancera-vivivienda

“Vamos a seguir con esta tarea, daremos garantía a esto, eso es lo que le he instruido a mi equipo, démosle garantía a la vivienda, la educación, a los jóvenes, a las personas con discapacidad”, subrayó.

Resaltó que instruyó al Instituto de Vivienda a entregar más inmuebles antes de las fiestas decembrinas, “para que le demostremos a la gente que estamos invirtiendo su dinero, que estamos cumpliendo con este compromiso”.

Asimismo, indicó a la Secretaría de Gobierno y a la Consejería Jurídica instalar una mesa de diálogo para atender la agenda del movimiento “El Campo es de Todos”, a fin de construir una política pública que haga efectivo el derecho a la alimentación en la ciudad.

Así como lo relacionado a la gestión del territorio y los recursos para ejidos, comunidades y pueblos originarios, destacó Mancera Espinosa durante una reunión con el movimiento en el Salón Oval del Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

En una tarjeta informativa, el gobierno capitalino indicó que en el encuentro también coincidieron en la necesidad de impulsar la agricultura familiar y el desarrollo de los productores campesinos e indígenas, al respetar los territorios y la naturaleza en la capital del país.

Además, ambas instancias consideraron que en la asignación del presupuesto 2017 para el campo, el gobierno federal debe contemplar las potencialidades productivas de un sector que es fundamental para el desarrollo nacional.

Mancera Espinosa indicó que la Ciudad de México es una aliada inquebrantable del sector campesino y que la propuesta de Constitución que hoy se debate en la Asamblea Constituyente perfila un desarrollo rural armónico con impacto en los derechos a la alimentación y la tierra.

(ntx)