Seleccionar página

La libra esterlina se ha devaluado en semanas recientes, pero varios británicos con imaginación le encontraron otro uso al nuevo billete plástico de cinco libras que lanzó el Banco de Inglaterra apenas hace un mes.

libra-esterlina-1

Los habitantes de Reino Unido descubrieron que si se coloca una esquina del billete sobre un disco de vinil, es capaz de reproducir un disco y se puede llegar a escuchar música.

Este fenómeno es posible gracias al material plástico del que está fabricado el billete, que no sólo le aporta una rigidez extra, sino que está pensado para que dure mucho más tiempo y resista condiciones adversas como la lluvia.

De hecho, durante su presentación el pasado mes de septiembre, el Banco de Inglaterra (BoE) aseguró que el material plástico permite que cada billete tenga una vida útil de cinco años, 2.5 veces más que los billetes tradicionales de celulosa.

Está claro que el uso del billete no se puede comparar al de una aguja, no sólo por la nitidez a la hora de sacar el sonido, sino porque aunque se puede escuchar la canción desde el propio billete, su volumen es muy bajo y se necesita estar muy cerca del mismo para apreciar qué está sonando.