Seleccionar página

Asambleístas de los partidos Morena, PRD, PAN y PRI condenaron y demandaron una investigación a fondo sobre la quema de un Metrobús en las inmediaciones de Ciudad Universitaria, así como la aplicación con todo el peso de la ley para aquellos que pretenden hacer de la violencia una forma de protesta.

aldf

En entrevista por separado, el presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Leonel Luna Estrada, llamó al diálogo y la concordia para dirimir los conflictos en las instancias legales, porque la violencia no representa una solución.

El coordinador de Morena en la ALDF, César Cravioto Romero, pidió a la Procuraduría de Justicia capitalina una investigación exhaustiva y que se aclare a los ciudadanos lo sucedido en esos hechos, aunque no descartó un posible acto montado o de provocación.

Expresó su deseo de que se detenga a los verdaderos culpables, y consideró que “es muy extraño que mientras los padres y organizaciones sociales piden la liberación de cuatro jóvenes considerados presos políticos, aparezcan estos encapuchados”.

El presidente de la Comisión de Seguridad Pública de la ALDF, Gonzalo Espina Miranda, del Partido Acción Nacional (PAN), calificó de delincuentes y pseudoestudiantes a quienes quemaron la unidad del Metrobús, y solicitó un castigo ejemplar.

Consideró que ya no puede haber más tolerancia hacia grupos violentos que obstruyen el tráfico, secuestran camiones y atenta contra el patrimonio de la ciudad. “Creemos que debe haber mano firme en contra de estos grupos delincuenciales que ponen en riesgo la seguridad de la ciudadanía”, reiteró.

El vicecoordinador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la ALDF, Raúl Flores García, condenó que haya grupúsculos que pretendan difundir una imagen violenta de la Ciudad de México, sólo por ganar notoriedad, situación que debe condenarse.

Consideró absurdo que se pretenda protestar quemando una unidad de Metrobús, que es un medio popular de transporte que utilizan sobre todo trabajadores que usan este medio por su bajo costo.

El diputado local Adrián Rubalcava Suárez, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), calificó como preocupante que ya no se está protestando en contra de las instituciones, sino se está violentando la tranquilidad social.

Sin duda, dijo, debe prevalecer el diálogo y la apertura para escuchar a los inconformes, siempre y cuando no se violente la ley, aunque es una realidad que hay grupos que están buscando la confrontación sin proponer soluciones reales.

“Aquellos que busquen sólo un esquema de violencia y de agresión a las instituciones y demás ciudadanos, deberán ser sometidos a la ley. Sin embargo, todo aquel que se manifieste de manera pacífica, deberá tener las condiciones para que sean escuchados y se les ofrezcan soluciones, finalizó.

(ntx)