Seleccionar página

Un total de 12 piezas arqueológicas sustraídas de manera ilegal de México y confiscadas en Italia fueron hoy restituidas en una ceremonia en la embajada mexicana en Roma.

piezs-recuperaras

Las piezas, del periodo mesoamericano preclásico (2500 antes de Cristo-200 después de Cristo) y clásico (200-900 después de Cristo) fueron recuperadas por los carabineros italianos para la Tutela del Patrimonio Cultural durante tres operaciones contra el tráfico ilegal del material arqueológico.

Tales operaciones fueron realizadas entre 2013 y este año y coordinadas por las fiscalías de las ciudades de Palmi, Pesaro y Ascoli Piceno.

Parte del material fue detectado por oficiales aduaneros del aeropuerto de la ciudad de Reggio-Calabria en las maletas de dos viajeros que llegaban de México en 2013, según explicó el capitán Carmine Gesualdo, que participó en el operativo.

Los oficiales notificaron el descubrimiento a los carabineros, que con una orden de la fiscalía de Palmi decomisaron las piezas y las enviaron a analizar al museo etnográfico Pigorini de Roma, cuyos expertos confirmaron su autenticidad y su origen mesoamericano.

“Posteriormente informamos al gobierno mexicano para que analizara las piezas a través de sus expertos, quienes también confirmaron su importancia arqueológica, lo que dio pie para su restitución”, refirió Gesualdo.

Otras piezas fueron en cambio localizadas por el Núcleo de Ancona de los carabineros a través del monitoreo del comercio arqueológico por internet.

El embajador de México en Italia, Juan José Guerra Abud agradeció al cuerpo de carabineros italianos por la restitución de las piezas, e indicó que será el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) el que establecerá su valor y su destino, pues algunas podrían quedar bajo resguardo de la propia embajada y otras ir a museos del país.

Entre el material recuperado hay piezas de origen maya y la más antigua, una estatuilla femenina, es olmeca.Todos los objetos fueron aparentemente sustraídos de sitios arqueológicos en México, mientras que su uso original era ritual y algunos fueron creados para ceremonias de culto a la fertilidad.

El tráfico internacional de obras de arte y material arqueológico es el tercero en importancia después de los de droga y armas.