Seleccionar página

El salario emocional es un concepto asociado a la retribución de un empleado en el que se incluyen cuestiones de carácter no económico, cuyo fin es satisfacer las necesidades personales, familiares y profesionales del trabajador, mejorando la calidad de vida del mismo, fomentando la conciliación laboral.

salario-emocional-empledos-felices

Este tipo de retribución puede actuar como “factor motivador” de los empleados, sobre todo aquellos “millenials”, y así mejorar la opinión que los trabajadores tienen de la empresa. Por lo tanto, no se trata de recibir una mayor cantidad de dinero, sino de recibir prestaciones que el trabajador entiende como beneficios más valiosos que una subida de sueldo.

Las organizaciones vanguardistas en la gestión del capital humano, que ofrecen a sus empleados un salario emocional, son aquellas que se han colocado como las preferidas por las nuevas generaciones.

Algunos ejemplos de salario emocional son el trabajo a distancia (home office), el horario flexible, capacitación en temas distintos o ajenos a la función que el empleado desempeña en la organización, guardería, días libres, becas para los hijos, espacios de distracción y entretenimiento dentro de la empresa, actividades culturales y de voluntariado, entre otros.

Las ventajas para la empresa que incluye la retribución emocional en sus políticas de remuneración son varias, entre las que destacan:

  • Índices de rotación del personal bajos
  • Reducción de gastos en relación con la selección, formación y administración del personal
  • Niveles bajos de absentismo
  • Empleados satisfechos y con elevados índices de productividad y competitividad

Bien reza la frase: “no solo de pan vive el hombre”, y tal vez sea hora de mirar hacia otros ángulos a la hora de diseñar el esquema de compensación de tu empresa. Puedes darte cuenta que algunas ideas son relativamente sencillas de implementar en tu organización y sin embargo, traerán altos beneficios a tu negocio y sobre todo, el logro de tener empleados fieles, lo que hoy ya no es tan fácil de conseguir.