Seleccionar página

Siempre que se comienza a practicar algún deporte o cualquier plan de ejercicios físicos, se debe acompañar con una dieta adecuada para conseguir una recuperación de los músculos y para tener el organismo con todas las necesidades nutricionales cubiertas, que pueden aumentar cuando se practica alguna actividad física regularmente.

dieta-mediterranea

Una buena dieta para deportistas principiantes debe aportar la energía necesaria a los músculos y a todo el cuerpo, frente al cambio que significa pasar de la inactividad a una practica física más o menos regular. El organismo puede resentirse en algunos casos, y esto se puede prevenir si seguimos una buena dieta, completa y equilibrada.

Algunas recomendaciones que dan los especialistas son:

– Hacer cuatro o cinco comidas diarias. Pocas cantidades de alimentos cada vez.

– Es importante que el desayuno sea la comida más fuerte y energética del día, con cereales, frutas y lácteos, mientras que la cena debe ser liviana, con proteínas y una ensalada. La ingesta de carbohidratos no se aconseja en la cena.

– Los alimentos que elegimos para nuestras comidas deben ser variados entre los cereales, carnes, pescados, vegetales, frutas, etc. No debemos dejar de lado ningún alimento.

– En general, debemos hacer que predominen en nuestra dieta los alimentos ricos en fibras vegetales como los cereales, las frutas y verduras. Los cereales que sean preferentemente integrales.

– Debemos también prestar atención al consumo de pan, que hay que moderar. Los alimentos muy procesados como algunos de repostería, industriales, frituras y postres deben de suprimirse, al igual que los que contengan azúcares refinados y las comidas muy sazonadas.

– Frente a una exigencia como puede ser correr durante una hora, es muy importante beber agua en abundancia por lo menos dos horas antes de comenzar para estar bien hidratados. A veces, según el organismo de cada persona, puede ser necesario llevar una botella de agua para hidratarse mientras se entrena.