Seleccionar página

Los dos candidatos a la presidencia de Estados Unidos intercambiaron fuertes críticas en su segundo debate, incluyendo la amenaza de Donald J. Trump de nombrar a un fiscal especial para investigar a su rival a fin de encarcelarla por haber borrado correos electrónicos supuestamente confidenciales; mientras que Clinton dijo que su contrincante no tiene las capacidades para ser el próximo presidente del país más poderoso del mundo.

trump-hillary-segundo-debate

El debate transcurrió con intercambios de esta naturaleza pero sin realmente muchos cambios en relación al primero que permitirían tener más elementos sobre cómo gobernará cada uno de ellos a Estados Unidos en caso de ganar la carrera presidencial.

Aunque Trump, el representante del partido Republicano, estuvo en esta ocasión menos errático que en su primer encuentro con Clinton, quien logró sacarlo de sus casillas y evidenciarlo como poco conocedor de diversos temas.

Sin embargo, Trump llegó a este segundo debate seriamente lastimado por la revelación el viernes de un video de hace 11 años en el que se le escucha utilizar un lenguaje ofensivo y denigrante contra las mujeres, una filtración que reveló el diario The Washington Post.

Tras el video, en el que Trump habla de que él como “celebridad” puede “agarrar a las mujeres” en sus genitales y lo dejan hacerlo por ser famoso, diversos líderes de opinión del partido republicano le retiraron su apoyo, con algunos incluso pidiéndole que dejara la carrera presidencial, a lo que el candidato respondió que hay “cero posibilidades” de eso.

Pero incluso su compañero de fórmula, el gobernador de Indiana, Mike Pence, quien compite por la vicepresidencia de Estados Unidos, dijo también que las palabras de Trump eran indefendibles y le pidió mostrar al público la persona que realmente es.

Ante las reacciones negativas que generó el video en los medios estadounidenses, en el mismo partido Republicano y en círculos del poder estadounidense, el peso mexicano, un buen barómetro de las posibilidades de una victoria de Trump, logró recuperarse en mercados after hours. El tipo de cambio ganó 1.7% para cotizar incluso por debajo de los 19 pesos –18.95–, la primera vez que se ubica en esos niveles desde hace casi un mes, aunque tras el debate, en el que el republicano pudo sacudirse un poco el escándalo y atacar duramente a Clinton, el tipo de cambio regresó un poco para cotizar en 19.03 pesos por dólar, aún una ganancia de 1.3% con relación al cierre del viernes de 19.28.

A lo largo de las últimas semanas el peso se ha movido contrario a las posibilidades de una victoria de Trump. Cuando el candidato republicano ha recortado la distancia que lo separa de Clinton en las preferencias electorales o en las posibilidades de ganar la elección presidencial, el peso se ha depreciado contra el dólar, y viceversa, cuando Trump cae en esas preferencias o posibilidades, la moneda mexicana gana.

Así, el movimiento del peso parece sugerir que el video dañó las posibilidades de Trump de ganar la Casa Blanca, pero al mismo tiempo también reflejó que el candidato republicano, con los ataques a Clinton por haber borrado correos de su servidor privado cuando era secretaria de Estado y por ser una política que supuestamente ha logrado poco a lo largo de tres décadas como legisladora y funcionaria pública, permitieron contener algo del deterioro a su imagen.

Clinton, por su parte, siguió exhibiendo a Trump como un candidato con poca experiencia política, que ofrece una visión contraria al sueño americano de igualdad y libertad y que además ha dividido a Estados Unidos al polarizar e insultar a importantes grupo sociales: los migrantes, las mujeres, las comunidades afroamericanas y musulmanas.

La estrategia de Clinton de mantenerse en esa línea pudo resultar efectiva pues al menos con ello no perdió el debate y muy probablemente mantuvo la ventaja que ha logrado incluso agrandar contra Trump tras el primer debate.

Con la revelación del video y los retiros de los apoyo de varios legisladores republicanos, Trump puede encontrarse incluso en las siguientes encuestas a mayor distancia de Clinton, aun cuando su desempeño en el segundo debate fue mejor al primero.

El tercer y último debate entre Clinton y Trump tendrá lugar el 19 de octubre en Las Vegas, Nevada.

 

Vía Sentido Común, Content Partner de Urban360 www.sentidocomun.com.mx