Seleccionar página

Los teléfonos inteligentes abren un colosal mundo de posibilidades: permiten chatear con los amigos, enviar y recibir fotos, subir y bajar videos de YouTube, entre otras cosas.

google-deuda-2

Por ello, no es sorprendente que los chicos de ahora sueñen con ser uno de esos youtubers famosos que obtienen ganancias por hacer sus videos. Si no, que les pregunten a los padres del chico español de 12 años que creó con un amigo una página web para subir clips de la banda de música en la que tocaba con la idea de comenzar a ganar dinero.

Una equivocación llevó al niño a contratar publicidad para promocionar su sitio de Internet a través de la plataforma Google AdWords. El dinero no entraba en su cuenta corriente sino que salía de ella. En pocas semanas la factura ascendió a 100 mil euros.

La historia salió a la luz cuando el banco informó a los padres que Google quería cargar la factura en la cuenta del niño, que comenzó a recibir cargos desde los 50 hasta los 18 mil euros en una semana, siendo el peor el pasado 28 de septiembre, el cual fue de 78 mil euros.

Finalmente, Google estudió el caso y perdonó la deuda, pero el hecho pone de relieve la distancia que separa lo real de lo virtual, incluso para un chico de 12 años, supuestamente un nativo digital.