Seleccionar página

A lo largo de la historia han sido numerosos los elementos presentes en la naturaleza que se han utilizado como sustituto del papel higiénico hasta su invención.

papel-higienico-3

El papel higiénico primitivo fue inventado en el siglo II a.C. por los chinos, pero fueron los romanos quienes crearon el primer antecedente de lo que conocemos hoy: se trataba de unas esponjas que eran lavadas para reutilizarlas varias veces y que tuvieron un uso extendido en los baños públicos y privados.

Posteriormente, fueron encontrados trozos de tela cuadrados de diez centímetros que pudieron haber sido usados con fines sanitarios hace unos 1300 años en Egipto. Por otro lado, hay quien asegura que los árabes usaban el papel de china con este mismo propósito.

Aunque la fecha real de la primera producción de este bien no se ha determinado, no fue sino hasta 1718 cuando se hizo por primera vez una referencia a él.

papel-higienico-1

En el siglo XVIII, el papel que se utilizaba para los servicios sanitarios era manufacturado para envoltura y sólo una pequeña porción se usaba como papel de baño. No fue sino hasta 1857 cuando Joseph Gayetty confeccionó el primer papel higiénico propiamente dicho.

Estas hojas de papel estaban fabricadas con fibra de manila, tenían terminado satinado y cada paquete contenía 500 hojas. La situación higiénica de la América pionera de esos días iba más allá de los baños fuera de la casa, pero no pudo llegar a acostumbrarse a un producto tan “refinado”. Así, la gente continuó prefiriendo los periódicos y revistas que, aparte del uso higiénico, también proporcionaban lecturas interesantes y entretenimiento.

papel-higienico-2

Ahora bien, la paternidad del rollo de hojas múltiples es dada al inglés Walter Alcock, quien trató de lanzar el producto al mercado en 1879. Esta vez, el genial invento encontró su mayor obstáculo en la mojigatería de la sociedad victoriana, pues no se podía hablar sobre él.

Fue tiempo después en Filadelfia donde comenzó la tendencia que era acompañada por innovaciones en el campo de lo higiénico y lo sanitario, además de lo funcional que era reponer el rollo de papel. A partir de entonces, el papel de baño comenzó a ganar espacio en los hogares.