Seleccionar página

Una de las cosas que todos hemos pasado y que nos enfada es cuando nuestros padres no nos dan permiso para asistir a una fiesta o con nuestros amigos, pero en Alemania, alguien realmente perdió los mejores años de su vida encerrado. 

hombre-secuestrado-1

Un hombre de 43 años fue liberado luego de que sus padres lo mantuvieron presuntamente aislado durante tres décadas en Freienfels, un pueblo cercano a la ciudad de Bayreuth, en el estado sureño de Baviera.

Según autoridades policíacas, el hombre se encontraba en estado de abandono físico pero sin señales de desnutrición, aunque fue hospitalizado para darle tratamiento especializado para descartar problemas mentales o alguna discapacidad.

Los padres están siendo investigados bajo sospecha de privación de la libertad y lesión corporal. De hecho, las primeras pesquisas indican que el hombre podía moverse con relativa libertad dentro de la casa y no estaba encadenado o atado, pero no está claro si fue retenido contra su voluntad o si simplemente no quiso salir de la vivienda.

La poca información que se tiene es que el hombre acudió a la escuela primaria cercana a la casa familiar antes de desaparecer por completo alrededor de 1989.

Por lo pronto, el diario Nordbayerische Kurier lo bautizó “el fantasma del pueblo”, y entrevistó a la madre, quien se defendió diciendo que su hijo había sido víctima de bullying en el colegio y que no tuvo alternativa más que dejarlo en casa.