Seleccionar página

Las empresas de la industria de defensa de Rusia siguen ocupando posiciones de liderazgo en el mercado mundial de armas a pesar de las sanciones impuestas por Occidente.

cuna-rusa-1

Es tal su relación con el armamento que la empresa familiar CARoBUS acaba de lanzar un modelo de cunas con la forma del lanzamisiles Buk, lo que ha generado controversia, generando reacciones que van del asombro a la indignación entre los rusos.

Como se sabe, este fue el sistema de defensa tierra-aire que se utilizó para lanzar el proyectil que derribó el vuelo MH17 de Malaysia Airlines hace dos años, en el que murieron  298 personas.

CARoBUS, con sede en la ciudad de San Petersburgo, informó que ya están vendidas 10 cunas del modelo Buk y que ya se han enviado algunos ejemplares a varias ciudades rusas.

Normalmente la firma fabrica camas que parecen carros, barcos y aviones, pero este nuevo modelo forma parte de una serie especial que también incluye un modelo en forma de tanque u otro de avión.

El costo del mueble es de unos 11 mil rublos, poco más de 175 dólares, y varios internautas han criticado el producto, al punto que han propuesto de forma irónica, prohibir a los niños jugar a la guerra.