Seleccionar página

Hoy se cumplen seis años desde que Kevin Systrom y Mike Krieger lanzaron la plataforma Instagram, una red social que se ha convertido en el álbum de fotografías del día a día de las personas.

instagram-video-1

El encanto de esta red social consiste en que invita a la gente subir sus fotos o videos cortos en una plataforma en la que pueden usar diferentes efectos tales como filtros o marcos, para luego compartirlos con todos sus amigos.

Una de las cosas que unió a los dos talentos de la Universidad de Stanford fue su afinidad por la fotografía y el interés sobre el carácter social de las redes.

Para ese momento, ambos creadores entendían que para hacer fotografías que tuvieran un valor artístico o un buen nivel estético había que tener ciertos conocimientos tomados en la academia y una buena cámara fotográfica. Pero los avances tecnológicos permitieron dotar a los teléfonos móviles de cámaras que podían captar imágenes digitales, cada vez con mayor calidad.

instagram-1

A través de su propia experiencia, Kevin y Mike descubrieron que ya no era necesario tener tantos conocimientos teóricos de la imagen y que bastaba con la cámara de su móvil para hacer buenas fotos. Sólo tenían que resolver tres retos básicos: mejorar la calidad en el aspecto de las fotos hechas con las cámaras de los celulares, poder compartirlas en forma instantánea en redes sociales, y subirlas a las plataformas de forma rápida y eficiente.

Así, luego de un intenso trabajo de investigación, se dio origen en el 2010 a Instagram, una aplicación creada con el fin de imaginar “un mundo más conectado a través de las fotos”, como dijeron sus creadores.

Como todo fenómeno, ha despertado odios y amores. Hay quienes señalan que contribuye a elevar el ego de una sociedad envuelta en el consumismo y que degrada la fotografía al despojarla de su proceso creativo. En contraste, los Igers o Instagramers, como suele llamarse a los seguidores de la red, argumentan que contribuye a democratizar la expresión fotográfica y que encierra una filosofía de vida.

instagram-adolescentes-4

Especialistas en psicología indican que cada uno de nuestros comportamientos dentro de las redes sociales esconde un profundo deseo de sentirnos integrados y a la vez también de obtener el respeto propio. En específico, el impacto de Instagram en las personas tiene un efecto en la autoestima y seguridad, pues la persona se compara, tiene sentimientos de inferioridad, se deprime y angustia al ver imágenes de felicidad y éxito.

Sin embargo, esto no parece relevante y en la actualidad, Instagram cuenta con más de 500 millones de personas que capturan y comparten momentos con todo el mundo, con cerca de 95 millones de fotos cada día.

Desde luego, el fenómeno es innegable y esto se debe a que reúne las características que hacen que una aplicación sea exitosa: rapidez, porque se pueden instalar en cualquier dispositivo móvil; sencillez, porque cualquier persona con acceso a la tecnología, lo puede manejar; y de impacto, porque lo que hace es darle un pequeño toque, con filtros y hacerlo más personal.