Seleccionar página

El gobierno de México dijo que multará a Heliservicio, una empresa que opera un helicóptero y que aterrizó indebidamente en el arrecife Alacranes, un área protegida en el estado de Yucatán, para permitir al senador Emilio Gamboa Padrón llegar a un yate que ahí lo esperaba.

aterrizaje-arrecife

La compañía recibirá una sanción de cerca de dos millones de pesos (104 mil dólares), por cambiar su plan de vuelo sin permiso y operar en aeródromos no autorizados, dijo la Dirección General de Aeronáutica Civil, dependiente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, en un comunicado.

Además, las autoridades dijeron que suspendieron provisionalmente la licencia del piloto que operaba la aeronave mientras realiza la investigación de los hechos.

El piloto, de quien no se ofreció su nombre, podría recibir una multa por 350 mil pesos (18 mil 135 dólares) en caso de encontrarse culpable por no acatar las instrucciones del operador aéreo.

Además del senador Gamboa Padrón, quien es el dirigente de la bancada del Partido Revolucionario Institucional, o PRI, en la Cámara Alta del país, el empresario Emilio Díaz Castellanos y el coordinador de puertos y marina mercante de la Secretaría de Comunicaciones, Guillermo Ruiz de Teresa, viajaron en el helicóptero para subirse al yate, propiedad de Díaz Castellanos.

Un video captó el momento en que la aeronave aterrizaba en el arrecife y los pasajeros, tras salir de ella y caminar por la playa, subieron al yate.

El aterrizaje pudo haber causado un daño ambiental no solo por las maniobras del helicóptero y la embarcación, sino porque la aeronave causó daños a motores de otras embarcaciones, que podrían haber arrojado combustible al mar, de acuerdo a expertos en medio ambiente consultados por el portal Aristeguinoticias.

““Fue un error que el helicóptero nos haya bajado ahí y lamento que esto haya sucedido””, dijo Gamboa en un comunicado. “”Me enteré que el viento provocado por el helicóptero causó molestia a embarcaciones y daños a un dingui, y sé que ya fue reparado””.

La Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente, o Profepa, tras una denuncia popular, inició una investigación sobre los acontecimientos, que ocurrieron el fin de semana pasado en ese arrecife, que contiene la estructura coralina más grande del Golfo de México.

“De haber ocurrido algún daño, lo que se determinará en su caso una vez hecha la inspección correspondiente, se aplicarán las sanciones previstas en la ley”, dijo Profepa en su comunicado.

Profepa podría sancionar al piloto y a la empresa que opera la aeronave con una multa por alrededor de 3.6 millones de pesos (187 mil dólares), aunque no sancionará al senador, al empresario o al funcionario gubernamental ya que se encontraban en calidad de pasajeros, reportó el periódico El Financiero.

Comunicaciones y Transportes no dijo si por su parte el senador Gamboa podría ser sancionado por los daños.

También, el que un empresario, a quien Gamboa considera como su amigo, rente el helicóptero para invitar a un senador a su yate, podría generar sospechas sobre un posible conflicto de interés si Díaz Castellanos es contratista gubernamental.

Esta no sería la primera vez que Gamboa Padrón se ve involucrado en una relación cuestionable con algún empresario. Hace algunos años, diversos medios de comunicación dieron a conocer una llamada grabada de manera subrepticia entre Gamboa y el empresario, Kamel Nacif.

En esa grabación, se escucha supuestamente a Nacif pedir al senador echar “para atrás” una reforma que no le convenía, al tiempo que Gamboa respondía que la iniciativa no saldría adelante en el Congreso.

La conversación mostraba con claridad cómo los vínculos “amistosos” entre políticos y empresarios pueden resultar benéficos para ambos, pero no necesariamente para el país.

Para muchos en México las relaciones “de amistad” que Gamboa ha cultivado a lo largo de 30 años de carrera en el sector público con diversos empresarios, generan dudas sobre si el político no responde más a sus intereses o el de “sus amigos”, que al de la nación.

Hasta ahora Gamboa no ha dado a conocer esas relaciones en la plataforma conocida como 3de3, en la que funcionarios hacen públicas sus declaraciones patrimonial, fiscal y de posibles conflictos de interés.

 

Vía Sentido Común, Content Partner de Urban360 www.sentidocomun.com.mx