Seleccionar página

El cubo Rubik, ese rompecabezas de seis lados que fue inventado en 1947 por el diseñador húngaro Erno Rubik y que alguna vez fue el juguete más vendido del mundo, está disfrutando de un gran regreso en los últimos años.

rubik-spark-1

Pero este retorno no es convencional; el cubo ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos y llega con una nueva versión llamada Rubik´s Spark, el nuevo juguetito con el que la distribuidora de este tradicional puzzle quiere poner a prueba hasta al cerebro más prodigioso.

La novedad más potente respecto al cubo tradicional es que este no viene con stickers de colores, sino más bien que todas sus caras son blancas. Además, tampoco se puede girar. En su lugar, tiene luces de led rojas, un giroscopio, un acelerómetro, un sensor de posicionamiento, altavoz y un Rubik’s DJ, una aplicación que permitirá componer música al tiempo que lo mueves.

El desafío de este nuevo cubo será resolver los seis juegos que tiene incorporados, cada uno de ellos con 26 niveles de dificultad. De completarlos, según sus creadores, se mejora en agilidad visual, mental y en visión en tres dimensiones al ver cómo se mueven las luces en el espacio.

Detrás de tantas novedades, se esconde un concepto totalmente innovador respecto al cubo de toda la vida: ya no está ideado solo para mentes solitarias, sino que podrás romperte la cabeza junto a más de un colega, ya que incorpora una modalidad para varios jugadores.

El nuevo cubo saldrá a la venta la próxima semana por 39.99 euros.