Seleccionar página

Ser pastelero, granjero o community manager, ¿quién no ha pensado alguna vez en reinventarse profesionalmente? En dar al botón de resetear y empezar una nueva vida laboral. Probablemente todos, aunque por diferentes motivos.

reinvencion-5

Hay dos tipos de reinvención: la forzosa y la voluntaria. En la primera pueden influir la crisis económica y factores que han transformado completamente el panorama laboral, como la globalización o la aparición y desaparición de ciertas profesiones.

Respecto a la voluntaria, estamos hablando de emociones y hay un creciente número de personas que creen que pueden hacer algo más interesante con su vida; que si no tienen un trabajo que les llene no pararán hasta encontrarlo.

Existe la falsa creencia de que hablar de reinvención es tan fácil como un juego de niños. Cada amigo, familiar o colega suele erigirse en repartidor de consejos, sin duda bienintencionados, pero que probablemente causan el efecto contrario, porque reinventarse no es un proceso ni tan fácil ni tan rápido, y tampoco consiste solo en un cambio de trabajo, sino en un cambio de vida que requiere convicción, reflexión, compromiso y sobre todo, mucha paciencia.

reinvencion-3

Cuando la empresa en la que llevas trabajando años cierra y te ves obligado a comenzar desde cero, reinventarte no es una opción; es una obligación. Tal vez eras tan feliz como el primer día, o todo lo contrario, pero toca cambiar el chip y buscar un nuevo empleo.

Ya no se trata de abrir un periódico y enviar 20 currículos. Hay que entrar en las plataformas online, estudiar las ofertas y elaborar el currículo y la carta de presentación y motivación potenciando los requisitos que soliciten, además de estar presente en las redes sociales, como Linkedin, para establecer un seguimiento de las personas que te motiven.

Pero seamos sinceros, ¿qué ocurre cuando queremos reinventarnos dando el salto a otro sector y hemos rebasado la barrera de los 40? Cambiar de actividad a cierta edad no es nada fácil. Normalmente exige formación y muchas veces, empezar desde cero y cobrando menos, pero también podemos ser más felices. Además, más determinante que la edad es la actitud, que en parte es innata pero se puede potenciar.

reinvencion-1

Si estás decidido a reinventarte, sería buena idea que tuvieras los siguientes puntos en cuenta:

– Establece un objetivo. Si no persigues un propósito claro, estás deambulando.

– Asesórate bien. No pidas consejo a los que solo te han visto hacer una cosa. Pide asesoramiento los profesionales que admiras e interacciona con ellos en redes.

– Experimenta con cosas nuevas. Actúa para saber qué quieres. Es un error intentar descubrirse mediante la introspección.

reinvencion-4

– La reinvención profesional no es una urgencia, es un camino. Cuando es una obligación, surge la prisa. Establece una transición para probar y la decisión llegará.

– Da una oportunidad a lo que crees que no te gusta. Cuidado con sobrevalorar las vocaciones porque también se construyen.

– Conócete a fondo. En teoría, tras una larga vida profesional, deberías saber qué disfrutas haciendo y qué intentas evitar. Pero la realidad es otra. El objetivo es ser consciente de lo que de verdad quieres.