Seleccionar página

Steve Jobs ha sobrevivido a sus inventos. Todos ellos marcaron el principio del siglo XXI, transformaron los hábitos de consumo de varias generaciones y revolucionaron el mundo de la tecnología informática.

steve-jobs-1

Este visionario consiguió popularizar la informática doméstica, acercar la música a las masas, revolucionar desde sus cimientos la industria de la telefonía móvil y reinventar con el iPad el formato papel para dar una segunda oportunidad en Internet al negocio editorial.

Durante 14 intensos años mantuvo un férreo liderazgo sobre una empresa que, en teoría, había sido fundada en un garaje, pero un cáncer del que fue primero operado y posteriormente se realizó un trasplante de hígado, fue consumiendo su figura hasta que el 5 de octubre de 2011 llegó a su final.

Steve Jobs, el alma de Apple, moría a los 56 años dejando tras de sí un inmenso legado y dejando huérfanos a sus fanáticos clientes. A partir de ese momento, la pregunta rondó: ¿Qué sería de la compañía sin su mayor motor de creación? Hasta entonces, se le reconocía a Jobs, que hizo de las presentaciones de producto un arte.

steve-jobs-2

Qué decir de la creación de tiendas propias que permitieron definir una marca hasta llevarla a límites insospechados. O la llegada de un aparatito, el iPod, y la tienda digital iTunes aparejada, que contribuyeron a generar la actual forma en que los usuarios consumen contenidos audiovisuales.

Todo esto ya forma parte de la historia y supuso un punto de inflexión en la telefonía móvil cuando apareció el iPhone, mientras que el iPad inauguró el mercado de las tabletas informáticas. Todos aquellos avances fueron su gran legado.

Hoy, a seis años de su muerte, hay todavía detractores que sostienen que su partida significó una pérdida de identidad y una ausencia notable de creatividad, pero para sus partidarios, el sucesor, Tim Cook, un hombre calmado y firme, que había sido contratado por el propio Jobs en 1998, ha logrado levantar a la compañía a los más altos números, llevándola a ser la empresa con mayor capitalización bursátil de todos los tiempos.