Seleccionar página

¿Sabes qué es el cloud computing y por qué la mayoría de las empresas se han pasado a él? Aquí te contamos todo lo que debes saber sobre la ya famosa “nube.

cloud-computing2

El “cloud” o nube es una metáfora empleada para hacer referencia a servicios que se utilizan a través de Internet.

Antes del concepto de la nube, el procesamiento y almacenamiento de datos se hacían en tu computadora; en cambio, computación en la nube –cloud computing en inglés- permite una separación funcional entre los recursos que se utilizan y los recursos de tu computadora, esto es: se utilizan recursos en un lugar remoto y que se acceden por Internet.

Los servicios en la nube ofrecen grandes ventajas para las empresas que quieren tener sistemas actualizados y mantenerse competitivas sin correr riesgos, incluyendo las PyMes, por lo que si aún no optas por esta forma de trabajo, te enlistamos a continuación los principales beneficios del cloud computing:

1.- Trabajar desde cualquier lugar: Con la computación en la nube tu trabajo está donde tienes conexión a internet. ¿El resultado? Las empresas pueden ofrecer condiciones más flexibles a los empleados, permitiendo una mejor calidad de vida.

2.- Ahorro: Las aplicaciones en la nube son con toda probabilidad más rentables de utilizar, mantener y actualizar que las aplicaciones de escritorio. Algunas claves de este ahorro están en evitar el coste de actualizaciones y que el mantenimiento depende de la empresa proveedora.

3.- Almacenamiento ilimitado (o casi): La cantidad de información que una empresa puede almacenar en la nube es muy superior a la que podría almacenar en sus ordenadores. Puedes estar seguro de que nunca te quedarás sin espacio.

4.- Actualizaciones automáticas: Cuando trabajas en la nube, puedes olvidarte del fastidio de tener que estar actualizando constantemente. Las actualizaciones aquí se hacen de forma automática sin que tengas que comprar una nueva versión del producto ni nada parecido.

5.- Seguridad: La avería de un ordenador podía ser una tragedia cuando no existía la nube, perdiendo todos los datos que tuvieses allí almacenados. Ahora la pérdida de un ordenador no significa la pérdida de información, que estará guardada en un lugar seguro.

6.- Colaboración: Cuando los integrantes de tu equipo pueden acceder, editar y compartir documentos en cualquier momento y desde cualquier lugar, son capaces de hacer más juntos, y de hacerlo mejor. Las aplicaciones en la nube ayudan a hacer actualizaciones en tiempo real.

7.- Flexibilidad: Los servicios basados en la nube son ideales para empresas en crecimiento o con fluctuantes demandas de ancho de banda. Si aumentan tus necesidades es tan fácil como ampliar la capacidad en la nube.

Es comprensible la percepción de inseguridad que genera una tecnología que pone la información (sensible en muchos casos), en servidores fuera de la organización, dejando como responsable de los datos al proveedor de servicio, sin embargo, si eliges bien al proveedor del servicio, esto no tendría por qué ser un problema y en cambio, reportaría para tu organización grandes ventajas, permitiéndole a los miembros del equipo concentrarse en lo que es realmente su negocio.