Seleccionar página

Uno de los términos más escuchados en los gimnasios hoy en día es “core”, una palabra clave de los entrenadores de fitness y el gran enigma para aquellos que pisan el gimnasio por primera vez. El término crea en ocasiones confusión, incluso entre los más avanzados de la clase, confundiéndose con “six-pack” o abdominales.

core fitness 2

“Core” es un vocablo inglés que significa núcleo y que será clave a partir de ahora para definir tus objetivos en fitness. Y es que detrás de esta sencilla palabra de cuatro letras se encierran los músculos que definen nuestro cuerpo: abdominales, caderas/glúteos y espalda baja.

El fortalecimiento del “core” es esencial para los deportistas, ya sea a nivel amateur o profesional, que se dedican al runnning o al ejercicio con pesas.

El problema del “core” es que está muy poco valorado y se nos olvida entrenarlo lo suficiente. ¿Cuándo fue la última vez que le dedicaste tiempo a tus abdominales? ¿Y a la espalda? Eso por no hablar de los músculos de las caderas. Todo ello redunda en que esta parte de nuestro cuerpo no esté lo suficientemente entrenada respecto al resto.

La importancia del “core” es clave para lograr la armonía y el balance en nuestro cuerpo. Entre los beneficios de entrenarlo están: un mejor equilibrio y estabilidad, menor gasto energético y por tanto, mayor rendimiento; una mejor actitud corporal y menor dolor articular.

core fitness 3

Para conseguir una completa armonización deberás incluir en tu rutina semanal todos estos músculos que forman parte del “core”.

Abdominales: En primer lugar, hay que entrenarlos. En segundo, no hay que hacerlo a lo loco. Uno de los errores más comunes a la hora de ejercitar nuestros abdominales es repetir uno tras otro hasta la extenuación. Hay que hacerlo desde varios ángulos y tratar a los abdominales como un músculo más.

Espalda baja: No se entenderían los músculos de la espalda sin los abdominales. Trabajar la parte baja de la espalda nos dará el contrapunto perfecto a nuestros abdominales. Para ejercitar nuestra espalda baja tenemos mil variantes de peso muerto que nos darán buenos resultados. Además, su fortalecimiento reducirá los dolores que te acompañan.

Glúteos y caderas: Tal vez piensas que por salir a correr tus glúteos ya están lo suficientemente ejercitados. Otro error. Ataca tus glúteos desde todos los ángulos posibles y no tengas miedo a buscar nuevos movimientos para tus caderas. Te sorprenderá la variedad de ejercicios que puedes hacer.