Seleccionar página

Google, la filial más grande tecnológico Alphabet, presentó dos nuevos smartphones, mismos que marcan el fin de la línea Nexus y el debut de la empresa en el diseño del hardware y software de los equipos.

google-pi

Pixel, nuevo nombre con el que la marca buscará posicionarse en el mercado de los smartphones, llegará al mercado con dos versiones (Pixel y Pixel XL), emulando a la estrategia implementada por otras rivales como Apple o Samsung que desde hace algunos años han lanzado dos variantes en características y tamaño de sus buques insignia.

La presentación de los equipos marca el debut de Google como el fabricante único de los equipos, ya que esta vez a diferencia de su último teléfono con la marca Nexus, que contó con la colaboración de LG y Huawei, la compañía lo hizo de forma independiente.

La versión más pequeña integrará una pantalla de cinco pulgadas, mientras que la pantalla del teléfono de mayor tamaño será de 5.5 pulgadas.

Ambos equipos compartirán un procesador Qualcomm Snapdragon 821, memoria RAM de 4 gigabytes –características idénticas al Galaxy Note 7–, pantallas con tecnología AMOLED, cámara principal de 12.3 megapíxeles y secundaria de ocho, así como un sensor de huellas dactilares, chip NFC y conector USB Type.

Entre las especificaciones que no compartirán los teléfonos se encuentra el almacenaje interno que será de 32 gigabytes para la versión de menor tamaño y 128 para la más grande, además de baterías de 2,770 y 3,440 miliamperios, respectivamente.

Ambas versiones vendrán en colores negro, blanco y azul. El precio de salida para Google Pixel será de 649 dólares un precio en sintonía con los cerca de 635 dólares a los que se vendió versión Galaxy 7 de Samsung tras su debut en el mercado, e igual a la versión pequeña del buque insignia de Apple, el iPhone 7, que tuvo un precio de salida también de 649 dólares.

 

Vía Sentido Común, Content Partner de Urban360 www.sentidocomun.com.mx