Seleccionar página

La realidad del mundo laboral de hoy implica que muchas veces nos veamos obligados a compartir una oficina con uno o varios colegas.

ambiente oficina divertido

Si bien esta situación es moneda corriente dentro de las organizaciones, muchas veces se presta para conflictos entre sus miembros. Saber controlar los sentimientos, conocer las normas de etiqueta y respetar a los compañeros es clave.

No importa qué tan flexible o relajado sea uno; una oficina es un espacio social, y por lo tanto existen ciertas reglas de etiqueta que rigen el buen comportamiento dentro de ella. Esto se debe a que algunas actividades pueden resultar molestas para el resto del equipo e, incluso, afectar su productividad.

Teniendo en cuenta que trabajar dentro de un ambiente armónico es esencial para alcanzar el éxito profesional, te presentamos las cinco reglas que se deben poner en práctica en la oficina para hacer un ambiente mucho más amigable:

– Cuidar los hábitos alimenticios: Si bien es normal que en una jornada de trabajo se sientan deseos de comer, se debe tener especial cuidado de no molestar a los compañeros o ensuciar la oficina cuando lo hacemos. No se deben comer alimentos muy condimentados o de olor fuerte, ya que pueden ser muy molestos. Si se tiene la oportunidad, hay que asistir al comedor o a la cocina. Si no hay de otra y hay que comer en el escritorio, hay que asegurarse de limpiar bien el lugar una vez que se haya terminado.

escuchar música oficina

– Evitar escuchar música fuerte: Es sabido que muchas veces la música contribuye a la concentración y a disminuir los niveles de estrés. Sin embargo, debemos tener mucho cuidado a la hora de escuchar a nuestros artistas favoritos sin molestar a los compañeros. Lo ideal es mantener un nivel de volumen bajo o usar audífonos.

– No hablar a gritos: Muchas personas tienen el hábito de hablar muy fuerte, especialmente durante conversaciones telefónicas. Si no se puede evitar hablar durante el horario de trabajo, hay que procurar hacerlo en voz baja para evitar conflictos con la demás gente de oficina.

– No meterse en chismes: Los rumores y chismes son muy comunes dentro de todas las oficinas. Si queremos mantener una buena relación con nuestros pares, hay que evitar hablar mal de los demás a sus espaldas. La vida personal de cada uno debe mantenerse dentro del ámbito privado.

ingerir alimentos oficina

– Cuidar el decorado: Aunque sea necesario darle un toque personal a nuestra oficina, no perdamos de vista que lo que vamos a colgar en las paredes también va a ser visto por nuestros compañeros. Tratemos de mantener una decoración discreta, alejada de colores demasiado llamativos y evitar las plantas que puedan generar alergias en los demás miembros de la oficina.