Seleccionar página

A pesar de que Japón intenta parecer un país progresista, la realidad es que el machismo sigue latente en este país oriental. En la familia, la figura de la mujer siempre es secundaria y es en ella en quien recaen las tareas domésticas.

embarazados-japon-1

Por ello, varios políticos japoneses comenzaron una muy peculiar campaña para que los hombres generen conciencia sobre el papel de las mujeres en la sociedad: se pusieron vientres falsos y pasearon “embarazados”.

La campaña titulada “El gobernador es una mujer embarazada”, lanzada la semana pasada, cuenta con un spot de tres minutos, al que se sumaron tres gobernadores donde se pueden ver con un chaleco de siete kilos que recrea el aspecto de una mujer embarazada de siete meses.

En el video se les muestra subiendo escaleras, transportando la compra o esperando a que alguien les ceda su asiento en el autobús. Incluso, uno de los políticos tiene problemas para ponerse los calcetines y otro se muestra muy cansado, después de haber lavado mucha ropa.

En Japón, los hombre dedican de media a una hora al día a las actividades no remuneradas domésticas, frente a las cinco horas de sus mujeres, según un estudio realizado en 2014 por la OCDE.