Seleccionar página

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió la Recomendación General número 28 sobre la Reclusión Irregular en las Cárceles Municipales y Distritales del país, que señala diversas anomalías en el funcionamiento de esos centros.

carceles-muni

Consideró que el internamiento de las personas procesadas o sentenciadas en estas instituciones es violatorio a los derechos humanos, debido a que estos espacios han sido concebidos para que quienes infringen los reglamentos gubernativos y de policía cumplan un arresto administrativo, mas no una pena de prisión.

De acuerdo con el documento del organismo autónomo, la carencia de servicios inhibe la meta a alcanzar en el sistema penitenciario: la reinserción social efectiva.

En ese sentido recordó que diversos informes del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura, realizados entre 2008 y 2015, han advertido de las carencias de servicios básicos de alojamiento en condiciones de vida digna, segura y respetuosa de los derechos humanos de las personas privadas de la libertad.

“Si consideramos que en 54 de las cárceles municipales hay mil 496 personas sentenciadas compurgando una pena privativa de libertad, es necesario reconocer que a éstas se les está privando de su derecho a la reinserción social”, ejemplificó en un comunicado.

La CNDH puntualizó la Recomendación General número 28 fue aprobada por su Consejo Consultivo en su sesión ordinaria del 12 de septiembre y, entre otros puntos, señala que es prioritario mantener el objetivo de las cárceles municipales como centros para el cumplimiento de sanciones administrativas.

(ntx)