Seleccionar página

Un grupo de investigadores de la Universidad Católica de Lovaina (UCL), en Bélgica, anunció recientemente el descubrimiento de una enzima capaz de frenar el avance del cáncer.

enzima-cance

El equipo comandado por el profesor Pierre Sonveaux descubrió que las células cancerígenas utilizan una enzima conocida como LDHB (lactato deshidrogenasa B) para generar la energía que necesitan para sobrevivir.

Caracterizadas por una proliferación excesiva, las células cancerígenas tienen una particular necesidad de nutrientes, que fabrican por si solas reciclando su propio material celular dañado.

La LDHB estimula esa autofagia y aumenta la capacidad de reciclar en las células cancerígenas.

Según Sonveaux, el hallazgo abre un camino “prometedor” para el desarrollo de nuevas terapias centradas en el bloqueo de la autofagia, que priva de energía las células cancerígenas.

“La inhibición de la LDHB mata únicamente las células cancerígenas, todos los tipos de células cancerígenas analizadas, y preserva las células normales del organismo”, afirmó.

La conclusión de la investigación ha sido probada en ensayos con ratas portadoras de cáncer de cuello del útero o de colon.

El bloqueo del proceso de autofagia de las células cancerígenas es ya utilizado como procedimiento terapéutico en el tratamiento del cáncer.

No obstante, Sonveaux sostiene que el principal medicamento capaz de bloquearlo, la cloroquina, “no tiene un objetivo molecular específico”, por lo que puede causar importantes efectos secundarios.

Además, la molécula no suscitaría el interés de inversores privados, de acuerdo con el investigador.