Seleccionar página

La riqueza minera de Chihuahua es lo que explica que en estos rincones del norte se encuentren construcciones coloniales y de finales del siglo XIX.

casa-chihuahua-4

Sobre la calle Libertad está el antiguo Palacio Federal, hoy convertido en Casa Chihuahua, un museo interactivo en el que se muestran las diferentes regiones del estado, y que ha sido catalogado como Patrimonio Cultural.

Este señorial edificio de cantera construido en estilo neoclásico es testimonio de la arquitectura de principios de siglo, con estructuras metálicas, siendo el primero en utilizar vigas de acero en su construcción, mosaicos de cemento y arbotantes eléctricos, símbolos todos de modernidad de aquella época.

Una escalinata de piedra conduce a un pórtico en el que destacan sus dos enormes columnas toscanas, flanqueado por dos gruesas pilastras que se elevan hasta cerrar el remate, compuesto por un friso con triglifos y una balaustrada superior. El patio central está techado por un plafón de cristal emplomado y hacia el fondo se abre una bella escalera de doble rampa.

casa-chihuahua-2

El Palacio fue inaugurado el 16 de septiembre de 1910 como parte de las celebraciones del primer centenario de la Independencia.

Sus antecedentes se remontan al siglo XVIII, con el antiguo Colegio Jesuita, dedicado a Nuestra Señora de Loreto, donde los niños del lugar recibían cobijo, alimento y educación religiosa.

En 1811, una de sus torres sirvió como prisión a don Miguel Hidalgo, quien pasó ahí sus últimos días antes de ser fusilado en los patios del colegio.

casa-chihuahua-3

Ya en el México independiente, el Gobierno estatal vendió parte del inmueble a José Cordero, un rico comerciante, con la condición de que preservara la parte que fue el calabozo del Padre de la Patria, la cual fue arrendada a la Federación para establecer la Casa de Moneda.

En 1908, el edificio fue derrumbado para erigir el Palacio Federal, obra que conservó nuevamente la torre donde estuviera preso Hidalgo. En su interior, se establecieron la Administración de Correos, la Oficina de Telégrafos, la Oficina Federal de Ensaye, la Pagaduría Civil Federal, la Dirección Federal de Educación, la Oficina de Alfabetización, la Agencia del Ministerio Público Federal y la Agencia de Minería.

Hoy, este magnífico edificio es sede de Casa Chihuahua, un lugar orientado hacia la conservación y difusión del patrimonio histórico, arqueológico, etnográfico, artístico y natural del estado. En él se puede encontrar una amplia gama de ofertas culturales entre las que se incluyen exposiciones permanentes y temporales, actividades artísticas y académicas, así como consulta de acervos y de bancos fotográficos en la Fototeca del Centro INAH Chihuahua, la Librería Educal y Telégrafo Café.