Seleccionar página

El ser humano nace, crece, estudia una carrera profesional, consigue un empleo en su rubro, se siente cómodo y prácticamente muere víctima de la “zona de confort”, aquello que se conoce como exceso de comodidad; donde si se hace menos, se gana igual y hacer más, no es una obligación. La comodidad representa el peor indicador del progreso.

desmotivacion-laboral

Un sentimiento particular de las personas que llevan muchos años en el mismo puesto y en la misma compañía, es el de no avanzar. Siempre, cada día, las responsabilidades no cambian ni retan a entregar nuevas ideas.

Ese estancamiento surge al momento de ya no sentirse satisfecho con el empleo, debido a que no se aprovechan al máximo las habilidades.

¿Qué tal abrir otro horizonte que atraiga mayor productividad? Sí, es arriesgado, pero saludable. Allá afuera existe un mundo repleto de nuevos retos. El miedo es otra enfermedad que ataca a todos, siendo más agudo en alguien que habita ese puesto en una oficina que ha cambiado de diseño, color, piso y hasta de sede; el que no cambia es el empleado frustrado que ya se dio cuenta que no se mueve.

Un tip base es huir de lo cómodo, de lo que popularmente se cree que es estabilidad. Un individuo que se siente estable al recibir su salario, prestaciones de ley, además de antigüedad laboral, es el candidato número uno a emprender y abrir puertas en otros lados.

Planear las vacaciones, las compras, las fiestas, la dieta, todo tiene un plan, hasta la carrera profesional fue planeada. Desde idealizar la profesión, cursar las materias y seccionar los tiempos de estudio. Aunque una vez se llega a una empresa, poco se planea cómo se ejercerá y se sacará lo mejor de sí mismo en torno a las competencias profesionales.

Venus Buchán, gerente de talento de la Consultora especializada en head hunting, 3 Hunters, compartió “tomar la agenda y hacer nuevos contactos sería buen inicio para poner en una balanza lo que está pasando en la situación laboral actual y lo que se podría llegar a hacer en pro del progreso personal, hay que salir de la rutina”.

Asimismo aplica para darle vuelta a esa sensación de no hacer nada nuevo en el empleo actual y reinventarse. Otro tip es reintegrar al equipo de trabajo para promover el cambio desde la raíz; de parte de todos. Para modificar algo, hay que moverse y tejer lazos.

Una opción u otra. Continuar o finalizar. Ambas necesitan planeación, orden, mente despejada y compromiso para asumir retos y dejar atrás los miedos desde los pensamientos.