Seleccionar página

Este viernes 30 de septiembre tendrá lugar un fenómeno astronómico en el hemisferio occidental conocido como “Luna Negra”, algo que ocurre cada 32 meses y que algunos por ahí relacionan con la llegada del tan temido “fin del mundo”.

luna-negra2

Pero, ¿es cierto esto? ¡Para nada! Una “luna negra” o “luna oscura” no es otra cosa que una segunda luna nueva durante el mismo mes, un término que se acuñó en oposición al de “luna azul”, que es cuando se observan dos lunas llenas en el mismo periodo mensual.

Este fenómeno astronómico ocurre cuando la Luna se encuentra tan cerca del Sol en el cielo que no puede ser vista desde la Tierra, ni siquiera durante la puesta o la salida del astro rey. La Luna está totalmente ausente en el cielo, ya que queda oculta por el resplandor solar, de ahí que se le diga “luna negra”.

Esta “ausencia” de luna, al menos para nuestro ojos”, es lo que varios han querido relacionar con algunos versículos de la Biblia, en particular, con ciertas partes de los evangelios de Lucas, Mateo y Marcos.

“Entonces habrá señales en el Sol, en la Luna y en las estrellas, y en la Tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas”, es lo que sostiene Lucas, mientras que Mateo señala que “tan pronto como hayan pasado aquellos días de sufrimiento, el Sol se oscurecerá, la Luna dejará de dar su luz, las estrellas caerán del cielo y las fuerzas celestiales se tambalearán”.

Por su parte Marcos dice que “en aquellos días, después de aquella tribulación, el Sol se oscurecerá, y la Luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las fuerzas que están en los cielos serán conmovidas”.

Esto, combinado con el eclipse solar conocido como “Anillo de Fuego” que pudo ser observado el 1 de septiembre pasado en el continente africano, hizo que algunos relacionaran estos eventos con la llegada del Apocalipsis.
Sin embargo, como ya mencionamos líneas arribas, la “luna negra” es algo que ocurre aproximadamente cada 32 meses, por lo que no es nada realmente especial o diferente, y se da así debido a que el ciclo lunar de 29.5 días no coincide con los meses del calendario gregoriano.

Incluso la NASA hizo alusión al respecto indicando que en realidad no hay nada que ver, literalmente, ni nada sobrenatural durante la luna negra.

luna-fases

Así que no, aún no te librarás de tu trabajo y tu jefe, el fin del mundo aún no tiene fecha de llegada.