Seleccionar página

La siguiente historia parece trama de película de terror, pero es real. Una mujer adulta mayor e invidente, quien acumulaba objetos en su casa de Brooklyn, llevaba más de 20 años viviendo con el cadáver de su hijo.

anciana-cadaver-1

Rita Wolfensohn creía desaparecido a su hijo, pero el cadáver fue encontrado donde menos lo imaginó: dentro de su propia casa.

De acuerdo con autoridades policíacas, la mujer desconocía por completo que su hijo estaba en casa y por supuesto, no sabía que estaba muerto, pero éste fue localizado por la cuñada de ella, Josette Buchman, quien acudió en búsqueda de sus pertenencias para llevarlas al hospital, pues se encontraba internada por una caída.

En el proceso de la búsqueda la mujer percibió un olor fétido dentro de la casa, lo siguió olfateando hasta que la llevó a una habitación que estaba entre el polvo y las telarañas; ahí halló un cadáver intacto vestido con un pantalón de mezclilla, una camisa y calcetines.

anciana-cadaver-3

El cuerpo estaba tirado boca arriba en una colchoneta y se cree que falleció por causas naturales.

Las autoridades locales detallaron que la mujer refería que tenía dos hijos, uno que falleció a los 38 años en el 2003, y otro que desapareció hace 20 años.

La policía señaló que la mujer fue trasladada a un hospital geriátrico, donde atenderán sus primeras necesidades.